Cómo reducir los tiempos de entrega

Los tiempos de entrega forman parte de la experiencia de compra del cliente. Y ésta es igual de crítica en los argumentos decisionales de compra que la calidad y el precio del producto.

Conseguir cumplir con los tiempos de entrega a cada cliente manteniendo unos costes de distribución controlados, es más complejo de lo que parece. No todas las empresas disponen de instrumentos que las capaciten para controlar todos los retrasos e imprevistos y solventarlos a tiempo para asegurar unos estándares de servicio.